La juventud al poder: Maximiliano Vázquez de The Cocktail Room

CAM00150

Entramos en The Cocktail Room, en Madrid, todo un espacio dedicado a los cócteles y al mundo de la coctelería. Lo primero que llama la atención son sus escaparates, muy en consornancia con el interior del local. Con el tiempo este sitio se está convirtiendo en un punto de referencia para el mundo de la coctelería.

Posee una tienda con todo lo necesario para empezar o especializarse, además como gran novedad se imparten cursos sobre coctelería, para principiantes o para los más experimentados bartender.

En el interior de The Cocktail Room conocemos a Maximiliano Vázquez, flamante finalista del Campeonato Nacional de Bacardí Martini que se celebrará en Sitges. Él nos enseña el laboratorio y la sala donde se realizan los cursos de coctelería. Multitud de productos, con los que buscan nuevos sabores, desde azafrán hasta siropes, se amontonan en las estanterías, todo con una estética cuidada.

CAM00162Maximiliano es una persona atípica. Lo primero que llama la atención de él, es su juventud. Ha tenido tan buenos resultados en los concursos que se espera de él a alguien con más experiencia. Pero la juventud no está reñida con la creatividad, y esa es la palabra que mejor define a Max, creatividad.

En su infancia quería ser diseñador de coches, su creatividad buscaba salidas. Trabajaba cortando jamón cuando, con unos compañeros de trabajo visitó una feria de coctelería y ahí fue donde vió que estaba hecho para esto. Empezó a interesarse por este mundo y empezó a practicar en su casa por su cuenta. Internet le sirvió para comenzar a realizar sus primeros pasos, mirando videos iba aprendiendo coctelería y  coctelería acrobática.

En la actualidad con sólo 26 años, está por segunda vez en la final del Campeonato Nacional de Bacardí Martini en Sitges. En la semifinal se eligieron a 16 finalistas de más de 100,  y él fue uno de los elegidos. Su coctel, llamado Reminiscence, llamó mucho la atención; sobre Bacardí y Martini Rosso, añadió su toque personal con sirope de higos, zumo de pomelo y clara de huevo. Él nos explica que se basó en su infancia, rodeado de higueras, para crear este cóctel. Donde por primera vez conoció Bacardí, y se basó en este su primer contacto con la marca para crear su cóctel.

CAM00178

En pocos minutos creó la magia. La presentación del cóctel fue acompañada de un maridaje de higos con foie de oca. Realmente espectacular. El maridaje era exquisito y fino en boca. A Max le encantan los contrates de sabores.

La elaboración del cóctel Reminiscence fue espectacular y a la vez simple. En primer lugar aromatizó con romero la coctelera, añadió el Bacardí y lo calentó para que se fuera macerando, hirviedo este bacardí echó el Martini, después el sirope de higo y el zumo de pomelo. Para terminar  un poco de clara de huevo, para dar consistencia al cóctel.

La copa en la que se sirve tiene decoración de romero. En boca, Reminiscence, en un primer momento arroja un sabor dulce, debido al sirope de higos, pero ese sabor se va transformando y se va convirtiendo en un sabor amargo, que perdura en la boca. Un contraste de sabores espectacular y llamativo.

Realmente espectacular la combinación y el atrevimiento de Max, con el sirope de higo. Pero no es la primera vez que lo hace, le gusta utilizar productos poco usados en este mundo. En un campeonato anterior sorprendió con cocteles elaborados con dulce de leche. Ese cambio del dulce al amargo que tanto le gusta.

CAM00179
Auguramos para Max,  un futuro espectacular, su juventud le hace que quiera comerse el mundo y tiene muchas opciones de hacerlo. En el campeonato del mundo quedó sexto y seguro que lo mejorará en un futuro.

Muchas gracias por el recibimiento de The Cocktail Room y sobre todo de Maximiliano Vázquez, una persona abierta y divertida que nos hizo sentir como en casa.

Visita la web de The Cocktail Room: www.thecocktailroom.es